martes, 4 de agosto de 2015

Pernos de cedro, consejos.

Es muy común confundir verbalmente los pernos con las hormas.

Las hormas son los bloques de madera sobre los que se construye el zapato , y que una vez terminados se sacan de este y no vuelven a entrar en él, salvo para alguna reparación.
Los pernos, son piezas de madera que ayudarán a mantener el zapato bien estirado y conformado, además permitirá una correcta limpieza y ayudará a una correcta evaporación de la humedad.
  A pesar de existir en el mercado muchos modelos de pernos, los más conocidos y probablemente los que mejor conservan los zapatos, son los de cedro rojo.
Me consta que son muchos los amantes del calzado que compran estos pernos pensando en mantener sus zapatos lo mejor posible.


Una cosa que debemos tener muy presente, es que nuestro zapato tiene contrafuerte, y que un perno excesivamente ancho en esa zona, en lugar de mantener la forma, lo que hará es el efecto contrario. 
Esto puede causar un defecto grave sobretodo en los  tassel y penny , ambos modelos necesitan que esa zona ayude a mantener el zapato en su sitio.

La operación para corregirlos es muy sencilla, solo hay que desmontar el tirador y lijar, hasta dar la forma correcta. 

detalle del perno corregido y sin corregir.

Debemos elegir los correctos para nuestro número y para la horma que se usó para cada modelo de zapato.                  Pues aunque tengamos un 41, en algún par estrecho calzará mejor un 40 .
El perno debe llenar, pero sin forzar excesivamente.


Recomiendo no poner los pernos hasta pasados unos 10 minutos desde que dejamos de usar el zapato, pues si este se encuentra muy húmedo puede darlos un poco de sí, y hay que tener cuidado al meterlos y sacarlos pues el exceso de roce en el talón, puede producir un desgaste prematuro del sudario.

6 comentarios:

  1. Muy interesante la entrada y todo el blog. Gracias por compartir su experiencia y las bellas imágenes de ese trabajo precioso que tiene, enhorabuena!

    ResponderEliminar